¿Pueden tener los periodistas tecnológicos acciones de las empresas que reportan?

El concepto de separación del reportero del objeto del reporte es material trillado por profesionales del periodismo y de la ética desde que las escribir las noticias se convirtió en un concepto.

En el caso de nuestro ámbito, el periodismo tecnológico, hay un especial nexo de unión entre muchos de los miembros del gremio y las compañías que crean los productos y servicios de su trabajo, bien sean reporteros, periodistas, blogueros, editores, youtuberos o podcasteros. En muchas ocasiones, los productos de estas compañías son indispensables para su día a día a nivel personal y profesional.

No es de extrañar pues que se establezca un conflicto de interés que no existe en otros segmentos del periodismo exceptuando el deportivo o el político. Un periodista no puede evitar ser forofo de un equipo de fútbol, votante de un partido político o usuario de los productos de una marca tecnológica.

Este enredo es más complicado aún cuando trata de las acciones de las compañías que se cubren. Durante la última década hemos observado el ascenso de las empresas tecnológicas a lo más alto de las bolsas, y hemos cubierto múltiples salidas a bolsa de startups que se han convertido en gigantes en cuestión de años.

Hay que vivir en una cueva como miembro de la prensa tecnológica para no haber previsto el despunte a corto o medio en las salidas a bolsa de Facebook, Alibaba, Tesla y una docena de ejemplos más. Lo mismo ocurre con el incremento constante de valor de Google, Amazon, Apple, Microsoft y tantas otras.

Pero, ¿es ético tener acciones de estas compañías? Desde la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo nos indican que: «No hay ninguna ley que establezca esa incompatibilidad y como precaución y jugar limpio, el periodista debe comunicárselo a la dirección del medio en el que trabaja». Es decir, que mientras tus jefes lo sepan no hay mayor problema.

¿Deben saberlo los lectores? Desde la comisión aconsejan hacer una mención dentro de cada noticia relacionada con alguna de las empresas de las que el autor disponga de títulos, «pero no de forma destacada». Por lo tanto, se puede hacer como un elemento de revelación al pie de cada noticia.

Conclusión: si tu sueldo como miembro de esta industria te lo permite, puedes tener acciones de las empresas que cubres siempre que tus jefes y los lectores lo sepan. No hace falta cantarlo a los cuatro vientos, pero es importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *